Reforma Económica

La reforma económica era urgente porque había que asegurar los ingresos fiscales para estabilizar la economía, financiar el gasto social y las inversiones requeridas para iniciar el crecimiento. Se inició el proceso de reinserción del Perú en la comunidad financiera internacional, había que efectuar los pagos a los acreedores externos para lo cual se necesitaban recursos fiscales. Se logró entablar acuerdos con el FMI, BM, BID y con los acreedores bilaterales dentro del marco del Club de París. El Perú logra ingresar al APEC, como único país sudamericano.

El proceso de reforma fue integral y se constituyo en un proceso que empezó en 1990 y continuó hasta el final del gobierno: incluyó la simplificación del sistema, la nacionalización de la legislación y la creación de la SUNAT. Se reformó el sistema impositivo para hacerlo más fácil y efectivo. Se aplicaron procedimientos y sistemas eficientes, introduciendo tecnología de alto nivel y racionalizando tanto la estructura organizativa como la asignación de recursos. Gracias a estas medidas, hubo un incremento de la recaudación que pasó del 10.8% del PBI en 1990 a 14.2% en 1996 lo que se alcanzó gracias a la ampliación de la base tributaria, la reducción de los niveles de evasión, la generación de un primer de conciencia tributaria y la sostenida disminución de la tasa de inflación. Paró la hiperinflación, la tasa mensual cayó de 63% en Julio de 1990 a 6% en Noviembre, después de haber llegado a 397% en agosto de 1990. Se iniciaron reformas estructurales para flexibilizar el funcionamiento de los mercados.

inflacion 1980 al 2001

Así se consiguió estabilizar la economía, ponerla de nuevo en funcionamiento y reconstruir la capacidad productiva. El mercado de moneda extranjera empezó a mostrar estabilidad y el BCRP empezó a acumular reservas internacionales netas. Los ingresos fiscales empezaron a recuperarse y el déficit del gobierno a disminuir.  Logró mantener la estabilidad macroeconómica para promover la inversión para así crear puestos de trabajo, lograr la elevación del ingreso y promover el turismo. Se dejó al país más de 9,700 millones de dólares por conceptos de privatizaciones.

Deja un comentario

Incansable