Estudiante brillante y sencillo, trabajador incansable

Estudiante brillante y sencillo, trabajador incansable y su preocupación por los más pobres.

alberto fujimori estudiante brillante y sencillo

Cuando llego a sexto grado, una maestra se dio cuenta de la habilidad que Alberto tenia para las matemáticas y decidió cultivar esto en él.

1951, Alberto se graduó de la escuela primaria y luego tomaría el examen obligatorio, requerido para ingresar a la escuela secundaria en 1952. El aprobó este examen y fue admitido a la escuela secundaria Alfonso Ugarte.

Sus padres estaban felices.

Alberto fue siempre cariñoso, respetuoso y responsable, quien parecía estar siempre sumergido en su propio mundo, compuesto de estudios y planes para el futuro y siempre sacaba excelentes calificaciones.

A los pocos meses, la familia Fujimori se mudó a la Avenida Grau en la zona de San Isidro y allí Naoichi abrió una florería. Se dio cuenta que a los peruanos le encantaban las flores lo que adoran las flores lo que convenció a Naoichi que había un gran potencial en este negocio. Finalmente, tenia toda razón.

Pero la familia Fujimori siempre se mantuvo humilde y modesta.

Alberto se encargaba de la florería después de la escuela y descubrió que tenía un gusto especial por los arreglos florales.

Muchos de los clientes de la florería pedían expresamente que Alberto les hiciera sus arreglos florales y quedaban absortos con su habilidad. El trabajaba mucho en la florería y a menudo se le veía estudiando al mismo tiempo. Sentía una pasión inmensa por la lectura.

Alberto nunca olvidó la fórmula de su madre para mantener un buen comportamiento social: Nunca mentir, no causar problemas a los demás, no dormir demasiado, no robar y no ser ocioso.

La manera en que Mutsue crió a sus hijos, dio como resultado la limpia y metódica forma de vida de Alberto, en lo siguientes años.

Alberto era perfeccionista y maduro desde muy joven y desarrolló una gran pasión e interés por aprender y educarse desde muy chico. Alberto, además, sentía un gran deseo de ayudar a los demás, especialmente a la gente más necesitada y a los que no tenían oportunidades en la vida. Para él era muy importante la educación y le gustaba enseñar a los demás sus conocimientos. Su deseo por compartir sus conocimientos con los demás, lo animaron a organizar grupos de estudios durante los fines de semana para ayudar a sus compañeros en matemáticas.

Alberto es recordado en su escuela secundaria como un chico atento y por ser un estudiante intachable y correcto, aunque no era muy sociable.

También solía tomar nota de todo cuanto ocurría en la clase y fuera de ella.

A pesar de esa imagen fría y distante, sus amigos encontraban en Alberto una gran bondad y una impresionante habilidad para hacerse cargo de algún problema y resolverlo.

alerto fujimori estudiante universitario

La teoría de que el progreso se logra a través de la educación, le fue inculcada a Alberto por sus padres y cuando fue lo suficientemente mayor como para entenderla, nunca la olvidó.

Cuando él comenzó a dictar clases en la universidad de La Molina, a menudo visitaría los orfelinatos y aunque no era un hombre de recursos, siempre donaba parte de su sueldo para ellos. Sus amigos comenzaron a notar su extraordinaria aptitud para entender problemas y manejar situaciones de crisis y muchos recurrían a él pues sabían que siempre tendría una solución.

Alberto supo desde niño lo que era ser pobre y tener dificultades. Él había visto a su padre atravesar por muchos fracasos en sus negocios y a su madre muchas veces tarde en las noches sufriendo. Esto ayudó a Alberto a comprender los esfuerzos y dificultades del pueblo peruano que habita en zonas más remotas y alejadas.

Él siempre sintió que los más pobres fueron siempre explotados y privados de sus derechos y él estaba decidido a que algún día él haría algo grande para que ellos no fueran olvidados ni dejados de lado. El sabia lo que era la discriminación y el ser marginado en la vida pues lo había vivido en carne propia.

alerto fujimori profesor universitario

Su familia no había tenido éxito en las finanzas como otras familias japoneses, y poco a poco los Fujimori se fueron distanciando de la comunidad nikkei ya que se sentían más a gusto junto a la comunidad peruana. Pero nada de esto parecía molestar o incomodar a Alberto, pues no le importaba las condiciones sociales o las diferencias de clase. Cuando su madre quería que sus hijos fueran a una mejor escuela o universidad para que tuvieran un futuro mejor al de ellos, Alberto le decía a su madre que él no estaba preocupado por sus condiciones actuales ya que él saldría adelante de alguna forma. Sus excelentes calificaciones lo llevarían a ingresar a una de las mejores universidades del Perú.

Deja un comentario

Incansable